Ejercicio en el trabajo ¡no es imposible!

La falta de tiempo ya no será excusa para no ejercitarte, ahora puedes sacar el máximo provecho a tus horas de trabajo.

Para empezar, te recomendamos iniciar el día con una caminata. Si tu trabajo está cerca ¿por qué no caminar un poco? Aparte de respirar aire fresco, despejar tu mente y distraerte con todo lo que veas, caminar hará que llegues más activa al trabajo y con mejor actitud. Además, le hace bien a tu cuerpo y a largo plazo te sentirás mejor.

Si tu trabajo no está tan cerca como para ir caminando ¡puedes optar por usar la bici! y no es necesario que compres una pues hay diferentes servicios de bicicletas que la ofrecen.

Cambiar hábitos

Te recomendamos cambiar hábitos. Muchas veces por flojera o por prisa preferimos usar el elevador, pero de ahora en adelante lo que deberías hacer es utilizar las escaleras (claro, si tu oficina no está en el piso 10).

Aunque no lo creas, los pequeños cambios día a día generarán una rutina en tu vida y al final del día tu cuerpo seguro lo agradecerá.

Dentro de tus horas de trabajo, aprovecha cualquier oportunidad para estar de pie. Sí, aunque suene cansado e incómodo, al estar parada el cuerpo quema más calorías que estar todo el tiempo sentada.

Ejercicio en el trabajo

Estirar

También puedes hacer ejercicio de estiramiento desde tu lugar. Aparte de que recargarás energía después de estar tanto tiempo trabajando, estirarte puede servirte para liberar tensión, movilizar los músculos y aliviar los dolores de una mala postura.

Levanta los brazos encima de tu cabeza como si fueras a tocar el techo.

Inclina tu cabeza lado a lado tocando tus hombros y tamién de adelante para atrás.

Alejate del escritorio y en sentada en tu silla estira las piernas, trata de inclinarte de tal manera que quisieras alcanzar la punta de tus pies

Intenta hacer los estiramientos diario por 15 segundos cada uno.

Ejercicio en el trabajo

Para las que quieren más

Si lo que buscas es hacer ejercicios más pesados ¿por qué no hacer pesas? No es necesario que cargues demasiados kilos, puede llevar unas pequeñas pesas a la oficina y darte breaks para ejercitarte.

Si lo ves muy exagerado, intenta con bandas de estiramiento, tendrán la misma función.

Ejercicio en el trabajo

Cambia tu silla

Algunas mujeres han reemplazado su incómoda silla de escritorio con ¡una pelota de ejercicio! Consíderalo como opción si lo que quieres es sacarle más provecho a tus horas laborales. Además la pelota te ayuda a tonificar tus músculos centrales  ¡inténtalo!

Ejercicio en el trabajo

Acompaña estos tips con una buena alimentación y recuerda cambiar refrescos por agua natural o hasta de sabores. Mantenerse bien hidratada es escencial para el buen funcionamiento diario.

¡Anímate a cambiar tus hábitos!

¿pondrás a prueba estos consejos?

 

 

Sofía Mújica

· Comunicóloga · Curiosa de tiempo completo · Casi vivo en las Redes Sociales · Amante del cine, los libros y los gatos · Orgullosamente #GirlPower

No Comments Yet

Comments are closed