Cómo atraer mejores clientes que estén dispuestos a pagar tus precios, por Karina Arce

Eres una emprendedora capaz y apasionada que tiene mucho que ofrecer, pero no entiendes cómo es que tus posibles clientes no ven ese valor, dejándote con dudas sobre si deberías bajar tu precio, además de otras inquietudes que intentas responder en Google antes de tu próxima reunión de venta para ir más preparada.

Atraer clientes que estén dispuestos a pagar lo que vales, depende de ti y requiere de lo siguiente:

DEFINE QUIÉN QUIERES QUE SEA TU CLIENTE

El primer paso para que alguien invierta en ti, al precio que decidiste para tu oferta (servicio), es definir y conocer al cliente en el que gira tu negocio.

Uno de los males de las emprendedoras y emprendedores es querer ser todo para todos, porque sienten que están perdiendo oportunidades, lo que en realidad los lleva a ser nada para nadie, evitando que destaquen y que no trabajen desde su zona de genialidad desde la cual pueden hacer una diferencia para su cliente. Evitando el siguiente punto:

TEN UNA OFERTA IDEAL PARA UN TIPO DE CLIENTE EN ESPECÍFICO

Si eres generalista, será difícil crear la oferta perfecta para un tipo de cliente específico. Siempre será medianamente buena e igual de medianos serán tus resultados.

Tu oferta debe llevar a un resultado tangible. Tú eres el medio que llevará a una persona de un estado a otro, no vendes coaching, no vendes terapias, ni nutrición, ni diseño web, vendes el resultado o la sensación que tendrá tu cliente una vez haya trabajado contigo.

Tal vez ya des resultados tangibles a tus clientes pero no has estructurado tu oferta de una manera en la que puedas venderla a un precio más alto y además pasen por ella clientes comprometidos y que te distinga de tu competencia.

VENDE EFECTIVAMENTE

No importa qué tan buena seas en lo que haces, no importa cuántos años tienes de experiencia. Lo que separa a la gente que vende a su precio o a un precio alto de quienes no, es quien entiende, conecta y sabe cómo mover a un cliente potencial a tomar una decisión.

La venta comienza gestándose con tu marketing y aunque te esfuerces por estar “hasta en la sopa”, si tu mensaje no es potente, pierdes la oportunidad de que se interesen en ti. Un marketing difuso, débil, sin una promesa, es el resultado de no enfocarte y no entender realmente los retos y anhelos de tus clientes. Así como no saber cómo sostener una conversación de venta que pase del “lo tengo que pensar” al “cuándo empezamos”.

CONSTRUYE CONFIANZA Y CREDIBILIDAD

Cuando hablamos de marketing no todo es ser visible con un mensaje que resuene.

Es importante que seas percibida como alguien que sabe de lo que habla. No, esto no se logra sólo poniendo en tu web que tienes 10 años de experiencia y estudiaste en Harvard.

Aunque hay méritos de los que hay que estar orgullosa, que suman a tu credibilidad y que para ciertos clientes son muy importantes, la realidad es que recaer sólo en una manera egocéntrica de querer transmitir tu expertis, te desconecta de quien ahora podría estar dándote tu próxima venta.

Un factor importante en la toma de decisión de tu posible cliente y que influye a la hora de dar tu precio y que lo acepten sin regatear, es que tanto creen en ti y si te ven como una guía o experta en el tema.

Mostrar testimonios de clientes pasados, hablar o escribir acerca de las inquietudes de tu cliente y dar respuestas en el formato que prefieras, así como vincularte con personas o marcas que sean líderes en tu sector, te ayudan a ganar la confianza y credibilidad que necesitas para no volver a bajar tu precio.

ELIMINA LA CREENCIA DE VENDER BARATO PARA QUE TE COMPREN

Hay creencias arraigadas en nuestra mente que condicionan nuestros resultados.

Vender barato = muchos clientes, vender barato = ayudar a más personas porque de esta manera si podrán permitírselo, vender barato = no parecer ambiciosa, vender barato = no habrá motivo por el que me digan que no. Con ejemplos similares puedo seguir y seguir.

Déjame decirte algo, si sientes la necesidad de reducir tus precios porque crees que ahí está la razón del porque no los pagan, deberías de poner la linterna en los consejos que te di más arriba y en mejorar la experiencia de tu cliente.

Tus posibles clientes pagarán por lo que sea prioritario para ellos y si eso lo combinas con ser percibida como la opción ideal, tienes una oferta creada particularmente para ellos, un marketing que resuene y sabes cómo convertir un prospecto a cliente, conseguirás aumentar tus ventas.

Si quieres aprender más sobre los pasos exactos que necesitas dar para atraer más y mejores clientes, quienes además paguen tus precios, te invito a mi clase gratuita, donde te enseño el camino a seguir para lograrlo.

Por Karina Arce

Coach de marketing y ventas para coaches y emprendedoras de servicios que quieren atraer más clientes, vender mejor y acelerar su negocio, para hacer de su talento y pasión un negocio rentable y memorable.

Encuéntrala en Karinaarce.com

En redes sociales:  Twitter, Facebook, LinkedIn

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.