¿CÓMO SABER SI ESTOY ESTANCADA EN MI TRABAJO?

Normalmente estás contenta con lo que haces, pero si eres totalmente honesta… empiezas a sentirte un poco limitada.

El trabajo que tanto te gustaba al inicio te parece monótono y aburrido, las tareas y asignaciones que solían ser desafíos interesantes ahora son parte de la rutina y podrías hacerlos con los ojos cerrados.

Esto no significa que seas mucho para tu trabajo, simplemente una parte de ti tiene ganas de crecer y aprender cosas nuevas. ¿Cómo saber si es hora de buscar un trabajo con más responsabilidades?

Ya no estás comprometida

Entendemos que tu trabajo no siempre será lo que más te emociona hacer, después de todo, es solo tu trabajo. Sin embargo, aunque tu carrera no te haga saltar de felicidad constantemente, mereces tener cierto nivel de interés y compromiso.

Si te sientes totalmente desinteresada del trabajo que estás haciendo, puede ser un indicador de que estás lista para un cambio que despertará tu creatividad y emoción de nuevo.

Todos los días son iguales

Tener una rutina y ser competente en tu trabajo puede ser algo bueno, sentir que dominas tu trabajo es lo que te lleva a tener confianza en la oficina. Pero esto no significa que no quieras sentirte desafiada, nuestras carreras deberían estar llenas de aprendizaje.

Si tu trabajo se ha vuelto tan predecible que ni siquiera puedes recordar cómo era no tener las respuestas a los problemas y predicamentos del día a día, probablemente estás demasiado cómoda en ese lugar.

Tu conciencia (y otras personas) te lo dicen

Tal vez escuchas a una pequeña y persistente voz en tu cabeza que dice: “¿Qué haces todavía aquí?, ¿Por qué sigues haciendo esto?” mientras trabajas. O tal vez las personas a tu alrededor constantemente reconocen el hecho de que eres demasiada buena para donde estás, y que podrías ir a cualquier otro lugar que desees.

La gente puede ser brutalmente honesta, así que si lo único que escuchas son alabanzas y cumplidos, tal vez deberías considerar un cambio. Después de todo, puede que tus colegas tengan razón.

Te sientes inútil

Entraste a una gran empresa, amas a tu jefe, amas a tus compañeros de trabajo, adoras todo acerca de tu trabajo. Lo único malo es que ese trabajo fue una buena manera de entrar a la empresa, pero después de tres años, te sientes muy grande para el puesto.

Un puesto que al principio era un sueño hecho realidad, pero ahora, después de varios años te gustaría tener más responsabilidades.

Lo ideal es tener un trabajo que te permita usar todos tus conocimientos, pero si tu puesto actual no te deja; es momento de buscar una empresa (o incluso otro puesto dentro de tu actual empresa) donde puedas hacer un mejor uso de tus habilidades.

Ya no encaja con tus objetivos

Tus metas y objetivos son flexibles, van cambiando constantemente. Las carreras se pueden ajustar basándose en nueva información y experiencias, por eso, aunque le hayas dado un par de años a ese puesto, puede que ya no encaje con lo que planeas en un futuro.

¡Está bien! Y tienes derecho a encontrar otra cosa que lo haga. Recuerda que nada está tallado en piedra.

Y ahora ¿qué sigue?

Si ya te diste cuenta que definitivamente estás estancada en tu trabajo y ahora te preguntas ¿qué pasa ahora?

Tu primer pensamiento podría ser renunciar y cambiar de trabajo, pero esto no siempre puede ser una acción realista, especialmente si no sabes qué quieres para tu futuro.

Por lo tanto, la mejor alternativa es tener una conversación abierta y honesta con tu jefe sobre cómo te sientes. Podrías sorprendente por los nuevos proyectos y responsabilidades que tu jefe te permite asumir. Los empleadores normalmente están dispuestos a hacer lo que puedan para mantener a la gente talentosa en su equipo.

También puedes explorar oportunidades fuera de la oficina que te permitan sentirte desafiada y satisfecha, como grupos de voluntarios o trabajo freelance. Esto no resolverá tus problemas en tu trabajo actual, pero podrás estirar tus músculos creativos (y alimentar tu currículum) en lo que te preparas para encontrar un nuevo trabajo que se ajuste a tus necesidades laborales

Cambiar de trabajo nunca es fácil, y más si lo haces porque te sientes estancada, así que, si cumples con algún de estos puntos, es hora de emprender el vuelo.

GirlPower

Comunidad de mujeres que "lo queremos todo". ¡Empodérate con nosotras!

No Comments Yet

Comments are closed