¿Te has preguntado por qué no te promueven? Estas pueden ser las actitudes que no te dejan crecer profesionalmente

Las personas tienen muchas opiniones sobre “la confianza propia”. Y lo que sabemos es que es difícil de conseguir. Sobretodo cuando somos nosotras mismas las que nos saboteamos. Y sin darnos cuenta, es lo que nos puede estar alejando de conseguir nuestras metas. Y nos empezamos a convertir en nuestras actitudes, las mismas que hemos aprendido durante años de leer que no podemos, que somos mujeres y de llenar nuestra cabeza de propaganda que sólo nos perjudica. Así que te voy a dejar una lista de cosas que pueden ser las causantes de porque no te promueven dentro de tu oficina.

“No puedo”

En tu vida profesional hay muchos baches que vas a tener que sobrepasar. Retos que te harán tener que salir de tu zona de confort constantemente. Es muy natural el dudad de ti misma, sobre todo cuando es algo completamente nuevo para ti. Como sea, es importante que te impulses fuera de ese hoyo negro de duda sobre tus capacidades. Tú puedes hacer todo lo que te propongas mientras creas que puedes.

“Todos aquí son mejores que yo” 

A lo mejor eres la nueva en la empresa, o la más joven. O no tengas ni idea de cómo empezar tu propio negocio. Sea lo que sea, no hay razón por la cual te debas obsesionar con las experiencias de las otras personas. O la falta de la tuya. Estás ahí por una razón. Tienes un conjunto de habilidades que te dan valor sobre la mesa. No te pongas trampas. No caigas en ellas, no creas lo que tu mente te dice porque no llegarás a ningún lado. Cree en ti y en que estás en el momento de aprender. Nadie nació sabiéndolo todo. Tente paciencia.

“Así es como lo he hecho siempre” 

Son las palabras más peligrosas dentro del ámbito profesional. Si es bueno tener una rutina pero, el mundo cambia, evoluciona. Y tú debes de hacer lo mismo. Sea cual sea el cambio, reinvéntate constantemente. Actualízate. Ésta es la vida real y cosas de repente pasan de la nada. No te encasilles en una sola forma de hacer las cosas.

“No quiero fracasar” 

A ninguna nos gusta fracasar, pero a veces es necesario. Y si dejas que te llene de dudas sobre ti, estás perdida. Así que si fallas, levántate y adelante. Es la única forma de realmente aprender.

“Odio esto” 

No hay nada mejor que soñar en grande. Y esto probablemente signifique que quieres otro trabajo que te traiga más retos y en el que sientas que aprendes más o ganas más. Pero si tus pensamientos están constantemente el la frase “odio mi trabajo” no lograrás ser la mejor versión de ti dentro de esa empresa. Lo que hará que no crezcas, esto llevará a que no te recomienden en tu próximo trabajo y que al final, no lo consigas. Querer más de tu vida laboral, no significa que tengas que odiar cada escalón que pisas para llegar ahí.

Tómalo con calma y esfuérzate en todo lo que haces.

Todas hemos experimentado ese sentimiento de desesperación. Pero mantente consiente de que es lo que quieres lograr para diario hacer una cosa que te acerque a donde quieres estar.

 

 

GirlPower

GirlPower

Comunidad de mujeres que "lo queremos todo" - éxito profesional y personal. Únete a la conversación.

No Comments Yet

Comments are closed