Cómo detectar una buena empresa en mis próximas entrevistas

¿Cómo te está yendo en tu trabajo?
– No fue una buena experiencia. De hecho, renuncié la semana pasada.
¿Qué pasó? Recuerdo que llevabas poco tiempo.
– Si, no fueron ni 6 meses. Me fui porque no cumplieron los acuerdos de mi contratación.

Desgraciadamente, no hay forma de saber estas cosas hasta que ya estás dentro.

Seguramente habrás escuchado alguna vez alguna historia similar o tú misma has pensado como la protagonista. Pero hoy quiero compartir contigo que cada vez hay más formas de discernir una buena empresa, de una poco interesada en los colaboradores; o que finalmente terminará por decepcionarte.

De entrada, día con día se suman más organizaciones a los esfuerzos de crear una propuesta de valor para empleados y futuros empleados.

¿Qué es esto?

Todos aquellos beneficios que vienen al firmar tu contrato con ellos. Estos beneficios pueden ir desde el tipo de contratación y paquete de prestaciones hasta los planes de desarrollo, jornadas flexibles y posibles oportunidades en el extranjero. Claro, no todas las empresas están en capacidad de cubrir una oferta de valor robusta; pero la intención de cada vez hacer tu experiencia más enriquecedora, también cuenta.

Además de esto, mantén especial atención en lo siguiente antes de tomar una decisión tan importante:

Antes de aceptar una entrevista

Si el entrevistador sabe que estás trabajando, ¿te dio opciones razonables para agendar tu entrevista? o mencionó el famoso “si no puedes en ese espacio ya no podrías ser tomada en cuenta para esta vacante”. Un proceso excesivamente rígido habla de la cultura interna de la empresa.

El entrevistador tuvo la amabilidad de brindarte información

Información suficiente sobre dónde presentarte, con quién y cualquier detalle importante sobre tu llegada; por ejemplo, dónde dejar tu coche. El área de Atracción de Talento es la cara de organización con los futuros colaboradores. El trato habla mucho de la propuesta de valor.

Durante tus entrevistas sé crítica.

Evalúa si te sentiste cómoda con las personas involucradas en el proceso (uno de ellos podría ser tu futuro Manager) y si la atención recibida fue adecuada. ¿Te recibieron a tiempo?

¿La entrevista se sintió como un interrogatorio policiaco?

¿El entrevistador no había leído tu CV con detenimiento y antelación? ¿Ya pasaron 2 filtros y nadie te da información relevante de la posición? Todos estos puntos son señales de que algo no anda bien.

No es el mejor esquema de contratación

Al hablar de esquemas de contratación, la empresa ofrece opciones que no sólo se alejan del ideal (contratación directa más prestaciones de Ley) sino que se acercan más a lo informal (esquemas de honorarios “híbridos”, contratos de poca duración para no generar antigüedad, ninguna prestación – ni las de Ley).

¿Carta de renuncia?

Al momento de la firma de contrato la empresa solicita que firmes tu carta renuncia. Esto no sólo es una falta de respeto; sino que está en los límites de la ilegalidad laboral. Un empleador que inicia la relación de esta forma, difícilmente puede ser confiable.

 La empresa se rehúsa a poner por escrito algunas cosas que se ofrecieron

Te lo ofrecieron como parte del acuerdo de contratación y sólo quieren hacer un acuerdo verbal. Si bien la carta oferta no tiene el mismo peso de un contrato, es un buen arranque. Pero debes asegurar que tanto en la carta como en el contrato esté bien definido lo que se te está ofreciendo.

Si aún tienes trabajo…

La empresa, a pesar de saber que estás trabajando, te presiona para que te presentes a trabajar con ellos inmediatamente (al otro día o próximo lunes). Un buen empleador no sólo entiende sino que valora que quieras al menos 2 semanas para hacer una entrega de puesto de calidad en tu actual trabajo.

Durante el proceso de selección pusieron especial atención en tus planes de boda y maternidad.

No podemos esperar mucho de una organización que antepone preguntas personales a preguntas de competencia profesional.

Durante las entrevistas hicieron especial énfasis en las horas de trabajo

“Aquí el horario oficial es de 9 a 6 pero siempre salimos después de las 8 p.m.”. Sobre advertencia no hay engaño, si la empresa te está dejando ver entre líneas que este es su esquema de trabajo, júralo que así será.

La intención de este artículo es ayudarte a que puedas tomar mejores decisiones; pero siempre hay que hacerlo viendo la foto completa de cada situación. No es lo mismo incurrir en 1 que en 5. Así como no es lo mismo que esa única cosa en la que incurran sea la firma de la carta renuncia, que es algo muy grave.

Recuerda que tú también estás reclutando a tu próximo empleador.

Sam Magadan

CEO & Career Coach

Emprendedora. Directora y Career Coach en Kandidaat. Experta en desarrollo de CV, LinkedIn y entrenamiento para entrevistas. Seguidora del FC Barcelona. Amante del cine y de la música. Viajera incansable.

No Comments Yet

Comments are closed